sábado, 11 de julio de 2015

Comer al Fresco.


El verano en San Cristóbal de las Casas es lluvioso y frío, pero aveces tenemos días buenos en los que disfrutamos de una temperatura increíble y del sol magnífico del verano. Como durante las largas horas de lluvia, la vida se vuelca al interior de las casas (en la instrospección de los habitantes, en la pausa, en la calma), en los días buenos cuando el sol derrota a las nubes, la vida se vuelca en la calle, la plaza, los jardines interiores. En la casa donde vivo tenemos un jardín magnífico que siempre es un pretexto maravilloso para reunirse, convivir y disfrutar. Mi particular teoría es que el segundo deporte nacional de San Cristóbal son las comidas al fresco en jardines como el nuestro. En estas comidas, la multiculturalidad, constante de la ciudad, permite que haya siempre nuevos platillos sobre nuestras mesas, siempre acompañados de desconocidos con historias de vida magníficas y lejos de la norma.
Ser invitado a una comida al fresco, puede tornarse en una experiencia memorable, en esta especie de Babel magnífica que es San Cristóbal, en la que se escuchan todo tipo de acentos, historias, teorías, cosmovisiones, y formas de entender el mundo.
Me encanta que el verano sea así, esperando con ansia el brillo del sol, esperando la reunión, la maravillosa comida, los amigos conocidos y a la espera de nuevos amigos por conocer.
...
Summertime in San Cristobal de las Casas is rainy and cold, but sometimes we have good days and we are able to enjoy an amazing weather and the magnificent summer sun. 
While during the long hours of rain, our life turns into the houses, on good days when the sun defeats the clouds, life turns on the street, the square, the interior gardens. In the house where I live we have a beautiful garden which is always a wonderful place to meet, live and enjoy.
My own theory is that the second national sport of San Cristobal de las Casas are the meals "al fresco" in interior gardens like ours. In these meals, the multiculturalism present in the town, allows the people always have new dishes on our tables, always accompanied by lovely strangers full of stories of life and personalities far away from the norm.
 
Being invited to a meal al fresco, can turn into a memorable experience in this kind of magnificent Babel which is San Cristobal de las Casas, where all kinds of accents, stories, theories, worldviews and ways of understanding the world can be heard.
I love to live summer time like this: waiting to the sunshine, to the gathering, to the marvelous food, to the lovely friends and waiting the new friends to greet.
..
David Website.

....
Pablo Website.

No hay comentarios.: